GANAGRAS también para monogastricos

13-presentacion-ganagras

GANAGRAS es un jabón cálcico de ácidos grasos destilados de aceite de palma y de soya. Estas fuentes  de  jabón cálcico se  constituyen como suplemento Energético y como materia prima para la  fabricación de raciones para monogástricos.

Un jabón cálcico es el resultado de la unión de dos moléculas de ácido graso con una de hidróxido cálcico. Esta unión es estable a pH neutro, pero se disocia en pH ácido (estómago). La valoración energética es similar a la de una oleína.  Y como tal GANAGRAS  se absorbe íntegramente en el intestino.

Desde hace unos años se vienen utilizando las fuente de grasa, jabones cálcicos,  en la alimentación de monogástricos, por diferentes motivos. Uno, es la creciente demanda de utilización de grasas vegetales como alternativa nutricional a las mantecas, dada la «animadversión» que el consumidor he tomado contra ellas. Su comodidad de manejo y  fácil adición a las mezclas de piensos es otra de las razones de la creciente demanda de este tipo de grasa.

En monogástricos, los factores que determinan el valor energético son: 1) el contenido en energía bruta, 2) el porcentaje de triglicéridos vs ácidos grasos libres, 3) el grado de insaturación de los ácidos grasos y 4) la longitud de la cadena de los mismos.

¿Qué es una grasa cálcica?: Se trata de un producto resultante de una reacción química que, en resumen, es:

Reacción de saponificación: Para transformar los ácidos grasos en jabón cálcico

Ácidos grasos + sal cálcica + agua  + calor =   Grasa cálcica  +  Agua

El empleo de  una mezcla de ácidos grasos de Palma y Soya  que contienen un nivel considerable  de  oleico, linoleico y linolénico, hace que en  estas especies  domésticas se proporcionen los resultados   espectaculares en los datos de índice de conversión, peso, efecto cosmético, tamaño y calidad de los huevos, etc.

Su comportamiento metabólico   es similar al de los rumiantes a partir del momento  que finalizaron los alimentos su recorrido en el rumen y omaso ya que a partir del abomaso,  son similares a los monogástricos  pues la esterificación para convertir los jabones cálcicos en ácidos grasos  se realiza en el estómago en donde hay acidez suficiente  para que se realice  esta reacción.

Por ello, El jabón cálcico, también puede utilizarse en la alimentación de monogástricos como aves, cerdos, Equinos, etc. en todas sus edades.

Las grasas en la alimentación del caballo : (50 a 100 gramos diarios de GANAGRAS ).

Puerto_rican-Paso-Fino-Horse-chestnut

Los aceites, común y corrientes, están en estado líquido y tienen los AG insaturados o de cadena corta.  Las grasas comunes  se vuelven rancias durante el almacenamiento, en particular con temperatura y humedad alta y conservación prolongada, Se vuelven no palatables y el caballo puede negarse a comer la ración.

GANAGRAS está en estado sólido y tienen AG de cadena larga en su mayoría insaturados. No se enrancia y espalatable.

Si no se añade grasa, las raciones para caballos suelen quedar bajas en lípidos,  GANAGRAS se requiere para:

1).-Proveer los ácidos grasos esenciales, ácidos grasos poliinsaturados indispensables que, por definición, el organismo no puede sintetizar

•Serie omega 6: el principal es el ácido linoleico,  que permite la síntesis de las prostaglandinas 1y2.

•Serie omega 3: el representante principal es el ácido alfalinolenico  precursor de las prostaglandinas 3.  Los ácidos grasos esenciales son constituyentes del conjunto de las membranas celulares y precursores de los prostanoides, leucotrienos, tromboxanas, prostaglandinas. Las prostaglandinas actúan sobre la motricidad de las fibras musculares lisas, la reproducción, la protección cutánea y hepática, y sobre la inmunidad.

2) Constituyen fuentes energéticas muy concentradas, muy digestibles y bien metabolizadas en trabajo de endurance y labores pesadas.

3) Tienen un efecto sedante sobre caballos nerviosos, probablemente debido a la lecitina. La colina que contiene la lecitina es un componente de la acetilcolina, un neurotransmisor que se encuentra en nervios parasimpáticos y voluntarios.

Las grasas de los alimentos se digieren y absorben en el intestino delgado.

Por naturaleza, el caballo no suele consumir grandes cantidades de grasa. Sin embargo, el sistema digestivo del caballo está capacitado para tolerar grandes cantidades de grasa alimenticia.

La grasa es una excelente fuente de energía; provee 2,5 veces más energía que una cantidad equivalente de hidratos de carbono.

El caballo puede utilizar 85-90% de la energía contenida en una grasa de  origen vegetal, mientras solo puede utilizar 50-60% de la energía contenida en una ración típica de Heno y grano.

Dentro del cuerpo, la grasa se utiliza directamente como energía o se almacena en el músculo, de donde se puede extraer para ser utilizada como energía durante el trabajo muscular.

Las reservas de carbohidratos (glicógeno en el hígado y en los músculos) sirven únicamente para mantener un esfuerzo de corta duración, como la carrera de velocidad, pero solos no abastecen suficiente energía para un esfuerzo de fondo como una carrera de endurance, una larga cabalgata o una reñida competencia.

El agotamiento del glicógeno hepático y muscular contribuye a la fatiga durante un ejercicio prolongado y hace necesario la utilización de grasa en la ración. Suministrar GANAGRAS es una manera muy efectiva y segura de aumentar el nivel energético de la ración en caballos de alto rendimiento.

Como la grasa se digiere enzimáticamente en el intestino delgado, su utilización permite reducir la fermentación del almidón en caballos que requieren raciones muy energéticas, reduciendo los riesgos de cólico o infosura asociados con excesos de cereales.

Una de las razones por las cuales conviene suplementar la dieta con grasa es que  permite reducir la ingesta de grano y disminuir el riesgo de cólico

Otra  ventaja es la reducción en generación de calor metabólico, lo cual es interesante en climas calurosos y húmedos: añadir GANAGRAS a la ración reduce la cantidad de energía disipada en forma de calor aumentando la energía neta disponible para reproducción, lactancia, crecimiento o trabajo.

La suplementación con grasa puede transformar la conducta del caballo gracias a su efecto tranquilizante.

PORCINOS:   (20 a 50 grs diarios de GANAGRAS según estado productivo) 

• Mejora  la conversión del alimento.

•  Incremento del límite de inclusión de grasa en concentrados de alta energía.

• Como fuente sólida, es posible su uso en cualquier proceso de alimentación.

• Mejora la calidad de las canales, la grasa abdominal y subcutánea, haciéndola más estable a altas temperaturas.

• Aumenta la proporción de grasa intramuscular, reduciendo la grasa subcutánea en canales de porcino.

• No altera el perfil de ácidos grasos de la grasa intramuscular, manteniendo la jugosidad y terneza de la carne.

En cerdas lactantes, al mejorar la cantidad  y la calidad de la leche,  se destetan lechones de mejor peso.

Las cerdas paridas se destetan en mejor condición corporal  lo cual incide en un mayor número de lechones para la siguiente camada.

 

Aves:  (3% al 5%  en la ración  de GANAGRAS)

Los alimentos que contengan jabones cálcicos adicionados, al llegar al buche son humedecidos y de ahí pasan a la molleja  en donde son triturados  y macerados gracias   a la acción de la pepsina y demás jugos gástricos que generan un ambiente ácido con un pH lo suficientemente  óptimo para que los jabones se esterifiquen  y se transformen en ácidos grasos libres y cloruro cálcico 100% asimilables  ambos.

De ahí pasan al intestino delgado en donde se dirigen  hacia los puntos de absorción  para  que, a través del torrente sanguíneo,  se distribuyan para proporcionar energía y calcio.

Su empleo.  Se puede usar tanto en alimentación de  aves  de carne como  de producción de huevos: Pollos, pavos, gallinas, codornices, perdices,  pintadas, patos y pájaros, etc.

Un mejoramiento  del índice de conversión de alimento, se ha  demostrado tener  un color de piel y tarsos amarillentos muy apreciados por el consumidor.

Este hecho demuestra que la grasa cálcica aportada como energía es un excelente transportador de los carotenos utilizados como pigmento  ya que son liposolubles.

El resumen, al comparar ambos resultados, se explica así:

1.- El índice de conversión se ve reducido ya que, al aumentar la energía metabolizable del alimento,  para cubrir sus necesidades  energéticas, las gallinas consumen menor cantidad diaria de alimento.

2.- Aumenta el número de huevos por gallina y año, posiblemente, por una mayor cantidad de ácido linoleico y linolénico que le aporta el jabón cálcico especial para monogástricos ya que son limitantes.

3.- El aumento del peso de los huevos es debido a un  mayor grosor de la cáscara que también hace incrementar  su tamaño y contenido.

4.- Incremento del color del huevo: Los pigmentos  para su transporte y deposición, al ser liposolubles, necesitan productos grasos.  En este caso aportados por el jabón cálcico.

5.- Mayor grosor de la cáscara de los huevos: El calcio aportado es 100% asimilable  y ello  le permite a la gallina tener que  consumir una menor cantidad de carbonato cálcico ad libitum y segregar menores cantidades de ácido clorhídrico para transformar el carbonato cálcico  necesario para no producir huevos en fárfara o de débil calcificación.

6.- Reducción de roturas de huevos: Los huevos al tener una calcificación más gruesa y homogénea tienen más resistencia a las roturas.

GANAGRAS   es la manera más práctica para suplementar energía a los monogástricos  haciendo de este aporte nutricional una efectiva y productiva fuente energética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.