El Toro Cebú puro, base genética de la ganadería comercial productiva

Colombia, de acuerdo con cifras de Fedegan (2005), posee un hato ganadero de 23 millones 500 mil cabezas de ganado, de las cuales se considera que un 60 por ciento es ganado de carne, un 38 por ciento es doble propósito y un 2 por ciento lechería especializada. Así mismo, se considera que un 75 por ciento del ganado es Cebú o tiene sangre Cebú en algún grado. Si además se revisan algunos indicadores que se plantean en el Plan Estratégico dela Ganaderíacomo la baja tasa de natalidad, la alta edad al sacrificio, las bajas ganancias promedio diarias (350 gr/día/vida), las bajas producciones de leche por vaca y los pobres indicadores de parámetros reproductivos, tenemos que considerar que desde el gremio se pueden hacer considerables aportes a la consecución de las metas establecidas en dicho documento.

Es así como utilizando genética mejorante de ganado Cebú, criada, adaptada y mejorada bajo las condiciones del trópico colombiano, con seguridad se logrará un mejoramiento en la parte genética del ganado comercial, con el propósito de aumentar la productividad del hato nacional. Por esta razón, traemos a nuestros lectores, en este especial, una serie de consideraciones a tener en cuenta, cuando se piensa comprar un reproductor para la finca.

Cómo comprar un reproductor

Cuando se va a comprar un toro, hay que pensar detenidamente en las implicaciones que tendrá esta importante decisión en el desempeño de sus crías en los años venideros. También influirá indirectamente en el cumplimiento productivo y reproductivo futuro de sus hijas. Si se compra o selecciona un toro inadecuado, las consecuencias de ello se verán reflejadas en el mediano plazo con el comportamiento predestete y posdestete de sus hijos, y se perderá no solo dinero sino también tiempo.

De otra parte, si se analiza que es una finca de cría, las hijas de este toro van a dejar hijas e hijos de inferior comportamiento, permitiendo, no solo pérdida en tiempo y dinero sino que también puede llevar a aumentar las tasas de descarte, de novillas y vacas, aumentando los costos de producción.

No hay que olvidar que los intervalos generacionales en bovinos son grandes (carne3 a4 años y leche de5 a7 años), por tanto, detectar que se cometió un error en la selección de un reproductor después de tantos años, traerá desilusión, pérdidas y disminución en el merito genético de la vacada.

Por el contrario, si la elección del reproductor es la adecuada, todas las desventajas antes mencionadas se convertirán en ventajas, con un valor agregado adicional, los genes benéficos transmitidos por el toro quedarán en el hato sumando productividad a las características por las cuales fue seleccionado.

Muchos productores están convencidos de que la cría de hembras es la base de su hato. Aunque esto es cierto, muchos criadores no reconocen que la composición genética de su hato es el resultado de las decisiones de selección de toros tomadas en las últimas generaciones.

Es allí donde la compra y utilización de Toros Puros Registrados determina un papel fundamental, determinante y diferencial en la mejora de parámetros productivos, reproductivos y adaptativos por las siguientes razones:

  1. El toro puro tiene registrada y certificada una genealogía por parte de Asocebú, donde aparece la información de sus ancestros. Aunque en el registro expedido por Asocebú se muestra hasta los bisabuelos, en la base de datos se puede obtener información genealógica anterior, por ejemplo, los tatarabuelos, entre otros.
  2. Los toros puros son controlados por Asocebú a nivel de finca mediante la visita técnica donde se obtiene información de su comportamiento productivo. Dentro de ellos se destacan los pesajes tomados al nacer, cuatro meses, destete, doce y dieciocho meses; también hoy en ganado Brahman se lleva a cabo la toma de información de características de la canal por medio de la técnica de ultrasonido. Además, en las razas cebuínas lecheras (Gyr) y doble propósito (Guzerá) se llevan a cabo controles lecheros con el propósito de obtener información de las producciones de las hijas de los toros. De otra parte, la información recolectada de partos, servicios y preñeces sirve para generar parámetros reproductivos.
  3. Con la información de parámetros de las características anteriormente mencionadas, dentro cada  finca se toman decisiones de cuáles individuos se deben dejar para continuar el proceso reproductivo y cuáles descartar. A esto, simplemente, se le llama selección, y cuando se decide aparear dos individuos portadores de genes benéficos a la producción, estos los van a transmitir a la siguiente generación produciendo mejoramiento genético, pues los hijos serán mejores que los padres.
  4.  Finalmente, este es un proceso que las ganaderías puras han llevado a cabo durante años y generaciones, permitiendo que dentro de los individuos se aumente la frecuencia de genes benéficos para características productivas, logrando un producto controlado en su genealogía y en su parte productiva, naturalmente con el apoyo y el respaldo técnico de Asocebú.
  5. Como parte final de dicho proceso, Asocebú, a través de su Departamento Técnico y conjuntamente conla Universidad Nacionalde Colombia, emite cada año los resultados dela Evaluación Genéticade Toros Brahman, producto final del análisis de datos productivos conjuntamente con los datos genealógicos, permitiendo identificar reproductores con Mérito Genético Superior para características productivas nacionales.

Está claro que la decisión de compra de un reproductor es fundamental en el futuro productivo del hato, así mismo, se mencionaron algunas herramientas disponibles para tomar una decisión acertada. Ahora se describirá en la práctica cómo se debería proceder en diferentes situaciones y con diferentes niveles de información:

    1. Lo primero que se debe hacer es determinar cuál o cuáles son las características productivas que se quieren mejorar en la ganadería, por ejemplo, habilidad materna, pesos al destete, producción leche, entre otros.
    2. Cuando se visita una ganadería pura donde se van a comprar los toros, antes de ir al corral a verlos, se debe revisar la información genealógica y productiva de los mismos.
    3. Solicitar información productiva del toro, de pesajes que le permitirán saber si las ganancias diarias pre y posdestete han sido buenas. Igualmente, puede solicitar, entre otras, el peso actual, y la circunferencia testicular.
    4. Solicitar la tarjeta o información de la madre del toro o los toros a comprar, especialmente cuando se busca mejorar habilidad materna y eficiencia reproductiva. Muchos ganaderos de puro coinciden en señalar: “si usted quiere hacer vacas, el toro lo debe seleccionar por la madre”. En esta información se verifica el número de partos de la vaca, la frecuencia de los mismos y los días promedio interparto (IEP). Si son toros para leche se revisan las producciones lácteas de la madre, de las tías y las hermanas del toro si estas ya han tenido lactancias.
    5. Se debe revisar si se dispone de la información productiva del padre. Es posible que dicho toro tenga un historial de hijos en esa finca y se puedan revisar registros productivos de los mismos. Esta información es de mayor valor cuando se pueden comparar con hijos de otros toros que se desempeñan en el mismo ambiente. También es posible que el padre tenga Evaluación Genética, para lo cual se deberá revisar si las DEP´S (Diferencias Esperadas de Progenie) son convenientes para las características que se buscan, por ejemplo, que sea un toro positivo en habilidad materna, peso al destete o Área de Ojo del Lomo, entre otros. En toros de leche revisar si el padre tiene Evaluación Genética o prueba y revisar los valores para producción, porcentaje de proteína, grasa.
    6. Otra alternativa de obtener información genética y productiva de un toro joven es solicitar a Asocebú una DEP temporal o provisional, que se puede obtener siempre y cuando los ancestros de dicho toro hayan sido evaluados.
    7. Con la lista de los toros que se seleccionaron por información, se puede ir al corral. Allí, se pueden ver los toros que previamente seleccionó y revisar uno a uno en su parte fenotípica. Generalmente, se inicia en la cabeza y se termina en la cola. Se debe tener en cuenta caracterización racial, conformación estructural (amplitud, longitud y profundidad corporal), corrección de aplomos, especialmente, en las patas y características sexuales (corrección de prepucio y testículos).
    8.  No se va a enfatizar en las particularidades en estos aspectos ya que en artículos anteriores se ha tratado extensamente este tema.
    9.  Para finalizar, es recomendable realizar un chequeo reproductivo con el propósito de determinar el potencial de fertilidad de dichos reproductores.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

2 comentarios sobre “El Toro Cebú puro, base genética de la ganadería comercial productiva

  1. de esta manera en la seleccion de los toros se garantiza un porcentaje del ciclo reproductivo del hato y el exito de las crias optanto por los tipos de perfiles que se manejen en la finca, teniendo en cuenta el tipo de explotacion que se maneje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.