Importancia del aceite de palma para la industria de la alimentación animal (Parte II)

Fabricación de Grasas Protegidas

Desde el punto de vista tecnológico los PFAD son un producto con una acidez muy alta, es decir con un gran porcentaje de ácidos grasos libres, lo que les hace un producto idóneo para la fabricación de sales o jabones cálcicos por su reactividad.

Son además muy interesantes desde un punto de vista nutricional ya que mantiene el perfil de ácidos grasos del aceite de palma, con un 50% de los ácidos grasos saturados (principalmente ácido palmítico) y un 50% de insaturados (con un contenido en ácido oleico superior al 40%).

Empleo de grasas protegidas en alimentación de rumiantes

El empleo de grasas protegidas para la alimentación de rumiantes se justifica por los problemas que presentan los aceites a su paso por el rumen. Los aceites o grasas insaturadas alteran la flora ruminal  y  recubren la fibra  impidiendo su  fermentación y la formación de ácidos grasos volátiles, principal fuente de energía de los rumiantes.

Los jabones cálcicos comenzaron a emplearse en la alimentación de rumiantes a principios de los 80. Las características y las propiedades químicas de los jabones cálcicos de ácidos grasos de palma los convierten en un producto idóneo para solucionar los problemas que causaban los aceites vegetales. Los jabones cálcicos son una grasa sólida y de fácil manejo, permanecen estables en las condiciones del rumen (pH superior a 6) y se disocian, liberando los ácidos grasos en el abomaso (pH inferior a 3) para que sean absorbidos en intestino. Por tanto los jabones cálcicos aportan toda la energía de las fuentes de grasa sin alterar las condiciones ruminales. Con más de 30 años en el mercado los jabones cálcicos son componentes habituales de las dietas de los rebaños de todo el mundo.

Además de la saponificación, otro tratamiento eficaz para solventar las alteraciones que producen las grasas a nivel ruminal es la hidrogenación. Los aceites insaturados son tóxicos para la flora ruminal por lo que la hidrogenación y saturación de los dobles enlaces transforma los acidos grasos insaturados en saturados lo que nos permite emplearlos en alimentación de rumiantes.

Con la hidrogenación se consigue aumentar el punto de fusión por encima de los 50ºC, con lo que se obtiene un producto sólido y estable. Las grasas hidrogenadas son la fuente de grasa de elección cuando se busca un perfil de ácidos grasos de la dieta más saturados.

Los subproductos del aceite de palma con una producción creciente a nivel mundial nos ofrecen una alternativa de calidad, segura, interesante a nivel económico y con un potencial productivo muy interesante.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Un comentario sobre “Importancia del aceite de palma para la industria de la alimentación animal (Parte II)

  1. es de suma impoortancia los acidos grasos dentro de la nutricion de los animales y en especial dentro de la ganaderia, estos aportan un nivel energetico muy alto en el metabolismo del animal, todos estos suplementos brindan y posibilitan a los productores ganaderos los apooyos cuando por consideraciones del medio gracias a los climas tropicales de nuestra region se llegasen a necesitar, o simplemente para obtener mayores resultados en nuestras producciones ganaderas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.