Importancia del aceite de palma para la industria de la alimentación animal (Parte I)

Cultivo De La Palma

El aceite de palma se extrae del fruto de la palma africana (Elaeis guineensis), cultivo capaz de producir más de 3,5 toneladas de aceite por hectárea, rendimiento diez veces superior al que se obtiene de otros cultivos de semillas oleaginosas como la soja o el girasol incluso sin ser un producto modificado genéticamente.

Estos rendimientos tan elevados junto con los bajos costes de producción y los múltiples usos, hacen que el aceite de palma sea el aceite vegetal más usado del mundo.

Existen presiones medioambientales por la rápida expansión de los cultivos debido a que la palma sólo puede cultivarse en zonas tropicales de Asia (donde se produce más del 85% en Malasia e Indonesia), África y América del Sur. Es de vital importancia que la producción y el uso sean sostenibles desde un punto de vista económico, social y medioambiental.

El árbol de la palma permanece productivo más de 25 años, produciendo más de 3000 frutos al mes lo que garantiza un suministro constante y estable durante todo el año. Los frutos son recolectados y transportados a las refinarías para su transformación. Del fruto de la palma se obtienen dos tipos de aceites, el aceite de palma extraído de la pulpa o mesocarpo y el aceite de palmiste obtenido a partir de  la extrusión de la semilla o almendra . El aceite de palmiste es más utilizado por la industria cosmética (jabones y cremas), la industria química (barniz, pintura, resina), la fabricación de detergentes y por la industria agroalimentaria. El residuo sólido de la extracción del aceite es la torta de palmiste, subproducto proteico también empleado en alimentación animal.

Refinamiento del aceite de Palma

El aceite de palma crudo es sometido a un proceso de refinamiento para la obtención del aceite de palma refinado que se utilizará en alimentación humana. En este proceso de refinamiento el primer objetivo es reducir la acidez del aceite para lo cual es sometido a un proceso de destilación física para la extracción de los ácidos grasos libres. Estos ácidos grasos destilados conocidos como PFAD suponen un 3% de la producción total de aceite y van a ser empleados para alimentación animal.

Además de los PFAD se obtienen otras fracciones como consecuencia de la destilación del aceite como las oleínas que son destinadas a consumo humano por su elevado precio en el mercado y las estearinas, fracción más saturada empleada para la fabricación de margarinas, aunque también es empleada para alimentación animal.

Los  PFAD tienen una gran importancia en la alimentación de rumiantes y son la base para suplementos energéticos como son las grasas hidrogenadas y los jabones cálcicos conocidos como grasas by pass o grasas protegidas. Además los destilados de palma cuentan con una calidad constante durante todo el año.

Tras la destilación y un primer análisis de calidad en origen, los PFAD son transportados por barco hasta los principales puertos españoles, siendo Tarragona y Barcelona la principal entrada en España. Una vez en puerto y previo al desembarco el producto importado es analizado de nuevo para evaluar la calidad del producto y comprobar que cumple con los límites legales establecidos por la Unión Europea para sustancias indeseables como las dioxinas. Por tanto tenemos la seguridad que toda materia prima que entra en España ha superado los análisis pertinentes para su empleo en alimentación animal. Con el visto bueno de las autoridades portuarias el producto es transportado hasta las plantas de transformación.

[author] [author_image timthumb=’on’]http://salesganasal.com/img/autor_ganasal.png[/author_image] [author_info]Servicio al Cliente– En GANASAL, nos hemos propuesto satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Por esta razón brindamos asesorías y respuesta a sus inquietudes en el menor tiempo posible. Consultar[/author_info] [/author]Ganasal.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.